Filósofos y Cine

“Dios ha muerto, el Hombre debe ocupar su lugar”.-  Girard.

 “¡Perder el tiempo y encima procurarse un reloj para este propósito.- ¿No irrumpe aquí lo inhóspito del ser ahí?”.-  Heidegger.

Para muchos analistas filosóficos algunos de los más destacados pensadores pueden ser descritos como si de modelos de autos o películas de moda se tratara. Tenemos a Marx I, II y III, a Platón el joven y Platón el viejo -aunque dice la leyenda que Platón desde que nació era viejo- o, como Rocky de Stallone, a Wittgenstein I, II, III, IV y ¡próximamente Wittgenstein V!…

Martin Heidegger (1889-1976) no es excepción, se escribe sobre El Primer Heidegger o El Segundo Heidegger. Obvio es, que cada autor tiene el derecho y hasta la obligación de corregir, cambiar, reinterpretar o -en palabras de Heidegger- de re-comprender sus postulados. El  “mago de Messkirch”[1] apunta hacia un análisis fenomenológico y radical de la existencia humana respecto de su carácter temporal e histórico. Aspirando a resucitar al filósofo genuino, el cual, pese a todas las apariencias, se ha perdido en el mundo occidental por causa de la pugna de la ciencia autónoma. Influenciado por S. A. Kierkegaard, lleva un análisis <<existencial>> de la existencia humana para discutir de un modo nuevo las originarias cuestiones filosóficas acerca del Ser.

[1] León, El giro hermenéutico de la fenomenológica en Martín Heidegger, 1.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s